Buscar un trabajo ya es un trabajo

octubre 24, 2018



Si alguna vez has estado en situación de desempleo, sabrás bien a qué nos referimos cuando hablamos del proceso de búsqueda de empleo como un trabajo en sí. Dar con la oferta indicada, planificar nuestro tiempo, preparar el currículum adaptado a cada perfil de empresa... Son un cúmulo de tareas nada fáciles de asumir si nos enfrentamos por primera vez (o de nuevo) a esta situación.

En este post vamos a abordar algunas claves para hacer más liviana esta situación. Como de costumbre, no existe una norma común para empezar, pero sí algunos pasos aplicables en la mayoría de búsquedas:

Ensaya tu “discurso”

Aunque se trate de tu propia historia, debes estar preparado a la hora de compartirla en la entrevista.  Planifica bien este paso antes de plasmarlo en palabras para que éstas sean coherentes y lo seleccionadores te valoren positivamente. Narra en voz alta un resumen de tu experiencia profesional y formación para expresar tus expectativas y la relación de tu pasado con tus metas.

Determina qué quieres

El paso más difícil probablemente. A menudo sabemos que queremos trabajar pero no tenemos claro de qué. Piensa en tu formación y en por qué escogiste dedicarte a ello. Busca entre tus aficiones y determina una serie de palabras clave que emplearás a la hora de buscar trabajos. Aunque es válido presentarse a varios puestos, trata de enfocar tu carrera profesional para desarrollarte como profesional.

Ten claro tus condiciones

No todos valoramos lo mismo. Cada uno tiene unas prioridades: tiempo, rango de salario, conciliación, vacaciones, tipos de jornada... Piensa con detenimiento qué condiciones estás dispuesto a aceptar y cuales no antes de comenzar tu búsqueda de empleo.

Amplía tu red

Cuando hablamos de “red” nos referimos a tu agenda de contactos. Desde antiguos compañeros/as de escuela hasta conexiones de tu anterior trabajo, puede que alguien trabaje en el sector al que aspiras trabajar o en la empresa que te gustaría trabajar. Tómate un tiempo para hacer “limpieza de contactos” y amplía con eventos, ferias y conferencias este grupo de personas.

Establece objetivos y organiza tu agenda

Como ya hemos comentado, la búsqueda de empleo es un trabajo en sí, y, como todos, será mucho más fácil y efectivo si nos organizamos una agenda por objetivos. Plantéate un número de envío currículos y visitas a empresas a diario. Establece días para trabajar desde el ordenador y otros para recorrer aquellas empresas que merece la pena visitar personalmente.

Evalúa las ofertas de trabajo

Una vez hemos lanzado nuestro currículum al mercado, nos empezarán a aparecer ofertas y es el momento de evaluar cada opción. Retoma las listas iniciales donde estableces tus objetivos profesionales y condiciones laborales para comparar cada una de dichas ofertas.


Por supuesto, la redacción del currículum y la preparación de la entrevista laboral son factores clave que merecen ser detalladas en un mayor espacio. Mientras, te aconsejamos chequear las ofertas de trabajo que publicamos en nuestra Agencia Municipal de Colocación, en malagaempleo.com
Saludos!

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios