Desarrolla la creatividad en tu puesto de trabajo

agosto 22, 2018


El mercado laboral está en constante evolución y ahora más que nunca la creatividad se ha convertido en una de las competencias más valoradas por las empresas. Más allá de la formación académica, este cambio de paradigma hace que los directivos de recursos humanos pongan toda su atención en aquellas personas con la capacidad de ver más allá de lo obvio, ser original o resolver problemas dados de un modo nuevo.

Ser creativo no es exclusivo del mundo de la publicidad y el arte, y tampoco aparece espontáneamente; eso sí, como todo, es algo que se entrena y queremos ayudarte a potenciar tu capacidad creativa con estos cinco consejos básicos cogidos a partir de las teorías más recientes sobre el mundo de la creatividad:

Aléjate del pensamiento rutinario

Lo tradicional y la lógica cotidiana nos mantienen en una zona de confort de la que en muchas ocasiones es difícil salir pensando que todo es mejor si lo hacemos “como siempre”. Sin embargo, lo tradicional no siempre tiene por qué ser mejor. Aprende a valorar la realidad desde un punto de vista crítico cambiando tu punto de vista y abordando los problemas desde otras perspectivas.

Tómate un descanso

¿Es normal que a veces nos sintamos culpables cuando descansamos? Recuerda el principio asertivo de no hacer siempre todo lo que nos es humanamente posible, porque los descansos son muy importantes para recargar pilas mentales, emocionales y físicas. Para ser productivo, levántate del escritorio más o menos cada hora y sal, respira, a estira las piernas o a toma un café rápido. Esto oxigena.

Busca la inspiración

Si no te aparece de forma natural, puedes incorporar juegos creativos como el ajedrez, risk, póker, etc. Si te sumerges en juegos de estrategia, tu creatividad puede mejorar ostensiblemente. El juego es una analogía perfecta para potenciar tu habilidad de abordar los problemas con innovación. ¿O no te suena eso de la gamificación?

Deja madurar tus ideas

Las ideas, igual que las personas o productos cuentan con un ciclo de vida por el cual crecen, se reproducen y maduran hasta llegar al final de su existencia.
Con el tiempo las ideas se van amoldando a la realidad y siendo más prácticas para tu propósito. Por eso deja que se desarrollen sin presión, poca a poco y marcándote un programa por objetivos a corto plazo antes de querer aplicar tu idea a un proyecto completo.

Busca entrar en “estado de flow”

¿No has oído hablar aún del estado de flow? Como en la música, cuando entramos en estado de flow nos referimos a un momento psicológico en el que estamos totalmente inmersos en la tarea que estamos realizando. Esto suele pasar cuando nos encanta lo que hacemos. Busca proyectos motivadores e implícate a fondo para sacar grandes ideas.


Hasta aquí algunas ideas para que comiences con pequeños cambios en tu día a día. La formación a través de muchos de nuestros cursos gratuitos, o la asistencia a charlas y ponencias específicas sobre la creatividad pueden ser de gran ayuda para seguir creciendo en un campo cada vez más demandado.

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios