Tips para preparar una entrevista de trabajo

abril 25, 2018


Enhorabuena, lo conseguiste.
Pasaste el proceso de preselección y ahora tienes una cita con recursos humanos para tu entrevista de trabajo. Pero para brillar y convencer al entrevistador de que eres la persona que buscan es clave una preparación minuciosa.
Como siempre, no existe una guía definitiva, pero queremos ayudarte con algunos consejos para encarar tu gran día y que llegues a la entrevista seguro/a de ti mismo/a y preparado/a para impresionar al entrevistador.

Comienza desde ya

Preparar una entrevista de trabajo requiere de documentación previa sobre el puesto al que vas a optar. Tómate todo el tiempo que necesites para investigar sobre la empresa: entra en su página web, lee su blog (en caso de que tenga uno), sigue a la empresa en sus redes sociales (especialmente LinkedIn), busca información sobre los competidores de la empresa y, si puedes, haz uso de tus contactos para conocer un poco más la empresa por dentro.
Trabaja todos estos conceptos antes de presentarte a la entrevista cara a cara, si no lo haces tendrás que improvisar y esto, que te puede salir mejor o peor, puede ser visto como falta de profesionalidad por parte de recursos humanos.

Anticípate a la entrevista

Existen algunas preguntas al realizar una entrevista de trabajo que son comunes y empleadas por diferentes responsables de recursos humanos. Para estar preparado/a para estas preguntas conócete primero a ti mismo/a: elabora un DAFO sobre ti. Resume tus virtudes y defectos profesionales para destacar el valor añadido que puedes aportar a la empresa. Así sacarás sobresaliente en cualquier entrevista de trabajo. Una vez hecho esto, solo queda ensayar las respuestas para esta clase de preguntas comunes en una entrevista de trabajo.

Evita los nervios

Para esto se requiere mucha práctica y temple. Haz todos los simulacros de entrevista que puedas con tus amigos, familiares o cualquier persona de tu entorno (especialmente si tiene experiencia como entrevistador/a). La práctica será de gran ayuda y te dará más confianza para la hora de la verdad.
Recuerda, si hablas rápido, tartamudeas o apartas constantemente la mirada transmitirás inseguridad; el truco está en saber controlar tu lenguaje corporal.

Vestuario

Aunque no nos guste, gran parte de las decisiones parten de una primera impresión. Y es que no pasa nada que vistas más formal para la entrevista de lo que lo harías en el trabajo en sí. Ve a la entrevista bien vestido/a, evitando ropa muy ajustada y tratando de usar colores y elementos que transmitan neutralidad. Eso sí, sin perder tu esencia y personalidad.

El día de la entrevista

Llegar pronto y bien preparado/a para la entrevista es esencial para dejar una buena impresión. No olvides apagar tu teléfono y ten siempre a mano estos documentos (solo en caso de que el entrevistador pregunte por ellos):
  • Un par de copias de tu CV, aunque se lo entregases previamente por correo.
  • Ejemplos de tu trabajo, como tu portafolio (siempre asegúrate de no mostrar información confidencial).
  • En el caso de que tengas referencias, una lista de referencias. Incluye la posición de cada persona en la empresa y la información de contacto (como número de teléfono o email).
  • Y por último, y al igual que la anterior (en caso de que tengas), un par de copias de una carta de referencia de parte de tu anterior empresa.

Si a pesar de todo no eres seleccionado, emplea tu experiencia para aprender de los errores. Analiza por qué no te han escogido e intenta hacerlo mejor en la próxima.
Siempre podrás acudir a algunos de nuestros cursos para mejorar tus habilidades comunicativas y desarrollar tu empleabilidad de forma integral. No dudes en consultar en nuestra web del IMFE cómo mejorar y en la Agencia Municipal de Colocación para encontrar tu próxima oportunidad.




  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios