5 básicos para emprender sin experiencia

febrero 05, 2020


Crear tu propia empresa y hacerla viable es el centro, el núcleo del espíritu emprendedor: pocas cosas dan mayor satisfacción personal que convertir una idea (en este caso, de negocios), en realidad.
Pero nada de esto es fácil, 😅🤯.

En nuestra Unidad de Empresas tenemos una línea de servicios para ayudarte a hacer realidad tu proyecto. Especialmente para todos aquellos que quieran emprender por primera vez, hoy os traemos cinco pasos absolutamente básicos, que, aunque te parezcan obvios o sencillos, deberás tener en cuenta si estás pensando en montar tu negocio y no tienes experiencia:

  1. perseverante: sobre todo en los primeros momentos, cuando estés dándole vuelas a tu idea de negocio, recuerda eso de "caminante no hay camino...". La fortaleza, la motivación, la actitud ilusionante y de aprendizaje continuo es una competencia esencial en el nuevo empresario/a, en el emprendedor. Emprender y aprender prácticamente son sinónimos...En el mundo del deporte todos encontramos innumerables ejemplos de constancia, resistencia y fortaleza para conseguir el objetivo propuesto o llegar a meta. Ya sabes, haz tuyo eso de "se hace camino al andar".
  2. No estás solo: emprender puede parecer un acto solitario. Puedes sentir muchas veces que el mundo está contra ti, todo se te viene encima... Pero no es así; son muchos, muchísimos los emprendedores que reciben asesoramiento en nuestra Unidad de Empresas, y hay una red presencial de instituciones locales y asociaciones que pueden ayudarte. Recuerda que en tu red de contactos profesionales o incluso personales siempre tienes un grupo de testers.
  3. Paso a paso: montar tu negocio es una carrera de fondo. Paciencia. Nunca has montado un negocio y, como en todo lo que se hace por primera vez, puedes equivocarte. Y si emprendes con socios o colaboradores y ya piensas en generar plantilla o rodearte de un equipo de trabajo, ojo, porque la persona que lidera el proyecto marca la pauta y debe ser ejemplar: no pierdas los nervios.
  4. Mide. Tu plan va a cambiar en algo. Tu idea original evolucionará. Tu mínimo viable sufrirá variaciones... Debes analizar cómo responde el mercado a tu negocio, recoger el feedback y analizarlo con la idea de mejora continua y adaptación. Tu plan de empresa está en un word o excel, pero está vivo y en continuo cambio. Verás cómo este plan evoluciona y cambia con el mercado.
  5. Y, sobre todo, sé realista: claro que tu proyecto debe ilusionarte o, como se habla ahora, apasionarte. La pasión te dará fuerzas, pero no pierdas la perspectiva: analiza con claridad qué necesidad vas a cubrir, qué grado de satisfacción vas a lograr con tu producto o servicio. sé fiel y revisa continuamente tu plan de empresa: recuerda analizar bien el mercado, definir tu target y tu estrategia y mirar siempre los números en general (capital, inversiones. gastos, ingresos, financiación...).

Aquí tienes el enlace con nuestros servicios y recuerda que estamos aquí justo para eso, para ayudarte, para acompañarte a dar tus primeros pasos como empresario.

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios