La entrevista de trabajo: preguntas sobre metas futuras

octubre 10, 2018


No hay grandes trucos, no existe la fórmula exacta para pasar con éxito tu entrevista de trabajo y ser la persona elegida. Pero es verdad que de la experiencia se aprende, es una buena maestra, y seguro que, a lo largo de tu carrera, has respondido varias veces a las mismas preguntas. Por ejemplo, tu “pasado/trayectoria profesional”, del que ya hablamos en nuestro primer post sobre entrevistas de trabajo. Hoy no miramos hacia atrás, sino adelante: queremos ayudarte a responder otra pregunta muy común en las entrevistas:

¿Cómo te ves en unos años? ¿Cúales son tus metas profesionales?

Para el entrevistador es una forma de comprobar si los objetivos profesionales del futuro trabajador son afines a los objetivos de la empresa. Para la empresa, es una luz verde o roja, una señal de alerta sobre si tus aspiraciones tienes o no que ver con el trabajo para el que te presentas. Con tu respuesta estás dando información sobre si tiene o no una dirección o plan específico para su desarrollo profesional dentro de la compañía o, por contra, si te ves fuera a medio plazo.

Nuestra experiencia en la Agencia Municipal de Colocación nos dice que, en síntesis, los candidatos más exitosos son aquellos cuyos objetivos finales se alinean con los de la compañía o aquellos que logran encajar sus metas particulares con las de la empresa.

Entonces, ¿cómo respondo sobre mis objetivos?

Te ofrezcan un trabajo temporal o indefinido, si el puesto y las condiciones te interesan, lo mejor es destacar los aspectos de tu visión que incluyen valores de la organización. Para ello, te proponemos que recopiles información de la empresa (visitar su web es lo mejor) antes de llegar a la entrevista. Recuerda que no se trata de objetivos personales más allá del trabajo, si no de aquellas metas de carácter laboral que nos marcamos como base en el desarrollo de nuestra carrera, dónde te ves en unos años profesionalmente.

Piensa en tus objetivos y en los de la empresa como si se tratase de un diagrama de Venn, esto es, como si a partir de dos elementos independientes (tus objetivos y los de la empresa) buscase aquellos aspectos comunes producto de la superposición de ambas figuras. A continuación te mostramos un ejemplo gráfico para que lo veas más fácil:



Suponiendo que tus metas son A y las de la empresa B, la parte que queda en el centro son aquellos aspectos comunes en los que debes focalizar tu respuesta.
Deja claro tu interés por seguir aprendiendo y creciendo con la empresa, tu compromiso a la hora de asumir nuevas responsabilidades y tu afán por mejorar aquellas habilidades más demandadas por la compañía.

¿Cómo te van a llegar estas preguntas? Será algo parecido a "¿Qué estás buscando en tu próximo trabajo? ¿Dónde te ves dentro de cinco años?¿ Cómo planeas alcanzar tus objetivos?..."
Esperamos que estas ideas, sencillas y prácticas, te sirvan en la consecución de tu empleo.
Más, como siempre, en la web de nuestra Agencia Municipal de Colocación, malagaempleo.com

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios