La delegación de tareas y el liderazgo

septiembre 19, 2018



Si como emprendedor o jefe te ves obligado a tomar constantes decisiones sobre el estilo apropiado de liderazgo y tienes dudas sobre cómo fomentar la participación de tus empleados, puedes aplicar algunos de estos consejos que hoy te proponemos.

Estas pautas para una delegación de autoridad exitosa te ayudarán a fortalecer las capacidades de tu plantilla y, por consiguiente, aumentar la productividad de tu negocio.

1. Delega una tarea integral

Siempre que sea posible, al delegar el trabajo, dale a tu empleado una tarea completa. En caso de tratarse de una parte del proceso global, asegúrate de que el trabajador entiende el propósito general del proyecto o tarea de la que forma parte su trabajo. Los miembros de cualquier empresa contribuyen de manera más efectiva cuando conocen el panorama general.

2. Informa a tu equipo

Los empleados se encuentran mejor cuando se sienten parte de un proyecto grande.
Al brindarles una imagen completa de cualquier proyecto, las personas se sienten que forman parte de toda la iniciativa y ello les hace sentirse más importantes en el esquema de tareas. Los empleados que conocen los objetivos, las expectativas y los resultados esperados toman mejores decisiones sobre su propio trabajo gracias al contexto.

3. Envía el mensaje correcto

Asegúrate de que el personal entiende exactamente lo que quieres que haga.
Haz preguntas, observa el trabajo realizado o haz que el empleado envíe los comentarios para asegurarte de que entiende tus instrucciones. Nadie quiere hacer un trabajo erróneo y ver cómo sus esfuerzos no logran un impacto. Por lo tanto, asegúrate de que el empleado y tú compartís el significado de los objetivos y resultados deseados.

4. Comparte con el equipo

Si tienes una idea de cómo será el resultado del trabajo, comparte ésta con el personal encargado de ejecutar parte del proyecto. Sus empleados preferirán siempre que comparta lo que está buscando y no que los obligue a adivinar.

5. Da feedback

Identifica los puntos clave del proyecto o las fechas en que deseas recibir comentarios sobre el progreso. Esta es la parte crítica que te proporciona la retroalimentación necesaria sin necesidad de informes extra. Mantente en contacto permanente con tu empleado y asegurate de supervisar el proyecto en curso.

6. Incorpora métodos de motivación

Determina de antemano cómo agradecerás y recompensarás al trabajador por completar con éxito la tarea o proyecto delegado. El reconocimiento refuerza la autoimagen positiva del empleado y la creencia de que es un colaborador clave.


La delegación existosa de autoridad como un estilo de liderazgo requiere tiempo y energía, pero vale la pena si con ello consigues involucrar a tus empleados, desarrollar y satisfacer sus expectativas. Recuerda que en nuestra web contamos con una bitácora online para emprendedores y no dudes en visitarnos en busca de nuestros cursos.

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios