La gestión de proyectos a través de un enfoque ágil

junio 20, 2018


No existe una sola forma correcta de organizar y administrar un proyecto, y eso, en parte, es lo que hace tan atractiva esta nueva metodología que se adapta a gran variedad de negocios, desde aquellos relacionados con desarrollo tecnológico hasta la mejora de ayudas laborales o atención al cliente.

La toma del enfoque ágil permite entregas pequeñas y frecuentes junto con una revisión continua con el cliente y una mayor flexibilidad en los resultados. Su principal ventaja es que los clientes pueden decidir lo que quieren lograr a medida que se va avanzando y los equipos “aprenden haciendo”, esto es, reflexionan sobre las experiencias y se adaptan a éstas según avanzan en el proyecto.

Hoy te mostramos los tres factores principales en el éxito de esta metodología:

1. Un equipo auto-organizado

Para empezar, necesitas un equipo auto-organizado que se divida la tarea en apartados. Con ello se alienta a que el equipo utilice plenamente sus habilidades de equipo, organización y comunicación. Esta participación activa en la coordinación del proyecto por parte del equipo ayuda a que éste se comprometa con el proyecto.

2. Time-Boxing y gestión de requisitos

El contrato de carácter ágil entre le cliente y el proveedor es radicalmente diferente de las expectativas tradicionales, siendo la mayoría de los requisitos flexibles, excepto el tiempo y el costo que se mantienen invariables. Los equipos ágiles se asegurarán de no poner demasiadas prioridades en la sección de “imprescindibles” y de que exista un número limitado de tareas en la categoría “hacer” para reducir la complejidad de los proyectos en el momento de su ejecución.

3. Compromiso de las personas

El compromiso de las personas es una parte fundamental del trabajo ágil y tiene éxito porque los diferentes interesados en el proyecto de equipo están más cerca y tienen más poder para realizar su tarea. Esto es mucho más motivador que los enfoques clásicos de “comando y control” que tienden a ser comunes entre la gerencia.


El método ágil ha venido para quedarse gracias a sus resultados rápidos y efectivos en entornos dinámicos, si bien requiere de un liderazgo de equipo fuerte para poder llevarse a cabo, así como de comportamientos que permitan la colaboración entre los compañeros de empresa. Si estás interesado en introducir nuevas técnicas de gestión de proyectos en tu empresa o negocio, no dudes en seguir consultando nuestras redes y participar en nuestros cursos disponibles de inscripción gratuita que podrás ver en nuestra web.

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios