Cinco factores para saber si estás en un entorno laboral tóxico

marzo 09, 2018


¿No te motiva ir a trabajar?, ¿sientes que no puedes crecer y desarrollarte profesionalmente en tu empresa?
Si sientes estrés acumulado o cansancio crónico asociado al trabajo puede que te encuentres ante un clima laboral tóxico y no lo sepas. Esta entrada te ayudará a detectar aquellas señales que son indicativas de que algo va mal en la empresa.

Falta de comunciación

Una comunicación fluida a través de la organización es clave para el correcto funcionamiento de una empresa. Así un problema inicial de un ambiente de trabajo tóxico es la falta de ésta, donde los empleados se enteran sobre decisiones cuando ya han sido implementadas, se retiene información o se da información errónea. La información debe fluir por todas las áreas de la empresa: entre trabajadores y supervisores, entre departamentos, con proveedores y, por supuesto, con los clientes.

Relación con los compañeros de trabajo

Cada vez son más comunes los empleos donde se requiere de una amplia capacidad de tolerancia y trabajo en equipo. Una buena relación con los compañeros será clave a la hora de sobrellevar la carga laboral del día a día, pero esto no siempre es posible. Lo ideal es mantener una relación cordial y profesional, basada en el compromiso y sin traspasar el plano personal, permanecer con el grupo sin perder nuestra propia identidad.

Falta de identificación con la marca o empresa

No siempre podemos sentirnos identificados con el espíritu de nuestra organización. Antes de empezar a trabajar, intenta hacer un estudio de la misión, visión y valores de la empresa y, si para nada se corresponde a tu forma de pensar, desiste desde un principio. Ahorrarás tiempo y disgustos en el futuro.

Estructura estática

Una empresa en la que no existe formación, desarrollo o posibilidad de ascenso, delimita enormemente la motivación del trabajador, que concibe el futuro bajo una perspectiva desmotivadora y rutinaria. Lo ideal en una empresa es que involucre a sus trabajadores en el deseo de superarse día a día, y para ello es necesario que se incentive una formación de calidad en cada aspecto de la vida profesional y personal del trabajador.

Horarios

La calidad de un empleo no se mide únicamente en cifras económicas. El descanso, la conciliación con la vida familiar o la posibilidad de disfrutar tus aficiones en tu tiempo libre también son importantes. Por eso, aquellas empresas que ponen horarios sin tener en cuenta las necesidades de sus trabajadores, generan un malestar en el equipo. Trata de ajustar tus necesidades laborales y personales de la mejor manera posible, y no dudes en pedir un cambio de turno si crees que eso puede incrementar tu calidad de vida.


Existen otras muchas señales que indican que estamos ante un clima laboral negativo, muchas de ellas consecuencia de las ya mencionadas. Sigue formándote y no dudes en consultar nuestra web en busca de cuross y novedades sobre empleo y formación.

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios