Cinco factores a tener en cuenta para acertar con tu próximo empleo

diciembre 22, 2017


Ya lo sabes.

Parece que el mercado de trabajo se va animando y hay mayor contratación.
Así que, si estás buscando trabajo, deberás competir con otros candidatos con mayor o igual formación, experiencia, competencias... En plena guerra por conseguir tu meta profesional, también debemos pararnos a reflexionar, saber qué nos conviene y prestar atención a los diferentes factores que debemos tener en cuenta al aceptar una oferta de empleo.

Aquí resumimos algunos:

Pasión por lo que hagas

Existe una gran diferencia entre trabajar porque te gusta o hacerlo porque tienes que trabajar. La mayor parte de nosotros elige la segunda opción por muchos motivos: es la gran diferencia entre vivir y sobrevivir.
Es muy difícil acabar dedicándose profesionalmente a lo que realmente gusta, con frecuencia ni siquiera nos hemos llegado a formar para ello. La buena noticia es que vivimos una época en la que nunca es tarde para seguir aprendiendo o ganar dinero con aquello que nos gusta hacer, la tecnología, las diferentes entidades que apoyan a los nuevos emprendedores y la tendencia del mercado de trabajo, cada vez más concienciado en encontrar talento a través de "habilidades" más que títulos, nos abre un gran abanico de oportunidades.
Así que, piénsalo cuando establezcas tus metas: ¿en que te apasionaría trabajar?

Sueldo y desarrollo profesional

Sigue siendo la cuestión primordial para la mayoría, pero también hoy en día y cada vez más valorado, aparece un salario que se relaciona más con otros aspectos que acaban definiendo la felicidad y la calidad de la vida del empleado, por ejemplo, la flexibilidad horaria, las jornadas reducidas, la posibilidad de desarrollo profesional, otros beneficios sociales, el teletrabajo... Por lo tanto, todo va a depender de tus prioridades y de buscar el equilibrio entre un sueldo que cubra la mayor parte de las necesidades y unas condiciones laborales que te permitan disfrutar del día fuera de las horas de trabajo. En relación a esto, ya te hablamos de cómo conocer tu nómina.
Muchas veces la estabilidad laboral conlleva un freno a este desarrollo profesional, por lo tanto encontrar un empleo que te permita mejorar habilidades tan importantes hoy en día como la iniciativa, el liderazgo, el trabajo en equipo y que te permita obrar con flexibilidad es fundamental si queremos seguir creciendo como profesionales, aunque esto suponga declinar otras ofertas con mayor estabilidad.
Selecciona ofertas de trabajo que te permitan este desarrollo profesional, recordando que nuestra calidad de vida va a depender de ésta y muchas otras cuestiones, además del salario.

Estabilidad laboral

Los trabajadores de cierta edad ven ese factor con preocupación ya que hemos vivido acostumbrados a contratos de larga duración, empleos fijos que aseguraban una nómina casi vitalicia que permitía formar una familia y vivir con cierta comodidad.
Lo cierto es que hoy en día es difícil encontrar puestos de trabajo que te aseguren esa estabilidad laboral muchas veces deseada, pero la nueva realidad también ha permitido que muchos profesionales estén capacitados para cambiar de empresa constantemente o para ocupar puestos de trabajo diferentes, lo que ha generado una oleada de trabajadores con perfiles muy demandados por las grandes empresas, personas multidisciplinares, con capacidad de adaptación  y preparados para aprender nuevas tareas rápidamente.

Si tu perfil se acerca más al de los nuevos empleados, formados, multidisciplinares, acostumbrados al cambio y que buscan trabajos interesantes y desarrollo profesional, la estabilidad no debería preocuparte: te esperan retos continuamente, donde además valorarán toda tu trayectoria profesional.

Conciliación

No se trata sólo de cómo conciliar la vida laboral y familiar, también para los jóvenes, para personas sin familias, es necesario un cierto grado de conciliación para tener calidad de vida. Y las empresas parecen que se han puesto las pilas en este sentido conscientes de que la felicidad de los empleados se traslada en una mayor motivación y eficiencia en el trabajo.

Si eres de los que prefieren horarios flexibles, trabajar en jornadas continuas o llegar a trabajar desde casa, tu factor  determinante a la hora de aceptar una oferta de trabajo será la conciliación, y aunque en España no estamos muy acostumbrados a este tipo de ofertas, cada vez será más fácil encontrarlas. 

Ambiente laboral

Quizás sea un factor al que no le damos la importancia que se merece al principio, pero que con el paso de las semanas en el nuevo puesto de trabajo empieza a convertirse en una cuestión clave para determinar la felicidad del trabajador dentro de la empresa.
Para sentirte cómodo en tu puesto, ser asertivo y encontrara tu posición entre tus compañeros, estar motivado durante toda la jornada y pasarlo bien con tu trabajo, no dudes en valorar esta opción antes de aceptar una nueva oferta, estudiando la política de la empresa, contactando con los trabajadores actuales u observando las instalaciones. Recuerda que pasarás gran parte de tus próximos días, meses, años, o quien sabe si para siempre rodeado de este ambiente. ¿Te ves trabajando ahí?

Cada persona tiene una situación personal diferente, ambiciones y motivaciones distintas, pero a partir de ahora recuerda valorar todos estos factores antes de aceptar un nuevo empleo: no siempre tenemos que aceptar la primera oferta que tengamos.

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios