Crea tu marca personal

enero 02, 2018


Conocerte a tí mismo, aprovéchate de ello y difundirlo entre las personas influyentes que puedan ver nuestro perfil es una ventaja competitiva que puede ser determinante en los procesos de reclutamiento y selección de personal. No se trata de mentir ni de mostrar lo que no somos. Se trata de resaltar nuestros puntos fuertes, pues, una vez los conocemos, tendremos más opciones de mejorar nuestros resultados en los procesos de selección.

De entre los muchos usos que se le puede dar a las redes sociales, en este Post destacaremos cómo puedes aprovecharte de estas herramientas; tanto para aumentar tus posibilidades de encontrar trabajo, como para promocionarte a ti y a tu empresa una vez estás trabajando.

El personal branding o marca personal consiste en crear, implementar e ir mejorando nuestro perfil profesional online; de manera que nos mostramos como profesionales ante las redes sociales. Hay que saber diferenciarlo del employee branding (marca del trabajador) donde tratamos de publicitar y mejorar la imagen de marca de nuestra empresa, utilizando nuestro perfil profesional en las redes sociales.

Realmente las recomendaciones en un caso y otro son muy parecidas. Nuestro personal branding es algo inherente a nosotros que nos va a acompañar en toda nuestra carrera profesional; en la medida que lo vamos actualizando, rellenando y mejorando. El employee branding aparece cuando nos vinculamos a nuestra empresa y aunque consiste en técnicas parecidas, está más centrado en mejorar la imagen de marca de la empresa durante el periodo en que estamos vinculados a ella.

¿Ejemplos reales o ficticios?

La creciente importancia que está cobrando este concepto tiene que ver con la confianza y la credibilidad que la gente da a las opiniones de los empleados y clientes sobre una empresa. La palabra de un empleado tiene más crédito para un cliente potencial que lo que pueda decir o hacer cualquier departamento de Marketing. Los empleados son percibidos como la fuente más fiable y creíble a la hora de hablar sobre el trato que les da a la empresa, sobre la forma de operar, de financiarse o sobre los métodos de incentivos y promoción interna.

El objetivo es hacer ver a nuestros stakeholders (o grupos de interés), que estamos activamente generando o compartiendo información útil, relativa a los sectores y ámbitos de nuestro interés. Que participamos en ampliar, mejorar, y actualizar nuestra red de noticias y contactos; y que tenemos iniciativa por aprender y conocer el mundo empresarial en el que nos envolvemos.

¿Alguna nueva foto o vídeo?

Por tanto, ¿Qué debo publicar en las redes sociales, tanto si soy trabajador de una empresa como si estoy buscando empleo?

Lo primero es conocerte a tí mismo. Definir quién eres, qué quieres, qué puedes aportar y con quién contactar o a quién dirigirse. En otros post hablamos de la elaboración de un DAFO personal para conocer tus fortalezas y debilidades internas; lo cual te ayudará a aclarar estos aspectos y elaborar tu Currículum, sobre todo en lo referente a tus habilidades personales y a tu forma de ser.

Lo segundo es conocer el mercado laboral y el público al que dirigirte, que pueda pasar a ver tu perfil en algún momento. Conociendo cómo es el mercado de las ofertas que nos interesan, cómo es la demanda, qué es lo que más se valora, etc; podemos valorar el tipo y cantidad de información que subir a nuestras redes sociales.

A la hora de editar la información que subes, te damos estos 10 consejos:
  • Honestidad en la información.
  • Adaptabilidad. A la gente le resulta atractivo ver que te desenvuelves en diferentes situaciones y con diferentes grupos de personas. 
  • Hacer comentarios positivos sobre la marca y difundir contenidos. La empresa sentirá que tiene mayor alcance contigo.
  • Omitir información no relacionada con tu objetivo.
  • Positividad. Ganas de avanzar y aprender en la vida, sin conformismos.
  • Muestra lo que sabes hacer, cómo eres útil, da igual en lo que sea. Tus aficiones y hobbies son un ejemplo.
  • Dale un toque personal a tus publicaciones. Es importante saber diferenciarse, tener un cierto toque crítico (no sólo informativo o adulador) y ser un buen comunicador, con gancho.
  • Naturalidad. Es normal aparecer tomando una cerveza con unos amigos en una terraza o celebrando un cumpleaños. Lo que no sería normal es subir fotos embarazosas o intimidatorias. En el otro extremo, tampoco sería normal subir únicamente fotos trabajando y contenido de mi empresa. Tenemos que saber conciliar y mostrar una imagen social y familiar, a la vez que trabajadora y comprometida con mi empresa.
  • Gestión activa, de forma habitual, de nuestra marca. No dejar al azar nuestra reputación y nuestra imagen online. Tener cuidado con aparecer etiquetado en fotos no deseables o comprometidas.
  • Realizar un control y seguimiento sobre lo más visto por la gente que visita nuestro perfil y el contenido más compartido. Usar las herramientas específicas para ver los intereses de la gente que nos ve y potenciar eso. La diferenciación y la especialización es clave.

Si cuidas tus perfiles profesionales online, deberás cuidar tu imagen personal, No publiques, o ten cuidado, con lo que la gente no necesite saber. Guárdalo para otra web o red más personal. Organízate y organiza tus redes. Puedes subir información más pública o laboral a ciertas redes, y subir información más personal o artística a otras.

¿Y para qué sirve, qué ventajas tiene implementar nuestra marca personal?

  • Si no estamos trabajando, puede ser el motivo determinante para nuestra admisión en la empresa.
  • Es fundamental para establecer estrategias de Social Selling (técnicas para usar las redes sociales como herramientas de venta).
  • Mejora tu Networking o red de contactos de trabajo. Podemos establecer relaciones laborales con otros compañeros del sector, que puedan resultar beneficiosas en un futuro. Nos servirá para conocer mejor nuestro entorno y aprender de la diversidad de opiniones e información.
  • Incrementa la diferenciación y competitividad de la empresa en sus perfiles profesionales, en un contexto altamente competitivo.
  • Si pertenecemos a la plantilla de la empresa, el aumento de venta gracias a ésta técnica, traerá consigo un aumento de comisiones.
  • Otorga credibilidad a nuestro Currículo. Puedes poner que sabes inglés o que eres Community Manager. Pero si esto lo acompañas con una acción concreta en redes sociales o con una video-presentación en inglés hablando sobre ti, la credibilidad va a aumentar respecto a otras personas que no hayan usado estas herramientas para la diferenciación.
Tanto el personal branding como el employee branding son estrategias que tendrán un crecimiento exponencial en los próximos años debido a su implicación en la imagen de marca, red de contactos, relación con stakeholders y credibilidad en la opinión de clientes y empleados, entre otros aspectos.


Es especialmente necesario potenciar su apoyo activo en las redes sociales. Por ello, los reclutadores investigan cada vez más nuestro perfil en las redes sociales y tenemos que cuidar la información que publicamos

  • Compartir:

También te puede gustar

0 comentarios